jueves, 2 de octubre de 2014

"No pidas sardina fuera de temporada"

"No pidas sardina fuera de temporada", escrito por Andreu Martín (Uno de los más importantes escritores de novela negra en España) y Jaume Ribera, es un libro de ficción juvenil en el que su protagonista, Juan, de apodo Flanagan, narra el acontecer de su vida adolescente en la que ocupa un papel central su trabajo como investigador aficionado, ayudado por su hermana Pili. Investiga sobre sus compañeros y compañeras, alumnos como él, sobre todo asuntos amorosos, hasta que uno de los casos llega al límite en que estas cuestiones se convierten en peligrosas.

Esta novela, Premio Nacional de Literatura Juvenil en España, es la primera de una saga, la del investigador Flanagan como protagonista.




Título
Autor
Editorial
Tipo de texto
Edad recomendada
¿Dónde debe estar?
“No pidas sardinas fuera de temporada”
Andreu Martín Jaume Ribera
Alfaguara, 2004
Novela de detectives Novela juvenil
A partir de 14 años
Biblioteca de Aula de 3º de ESO

Así nos pone en situación Flanagan, narrando en primera persona:

"En este barrio no sobra la pasta, y cada cual hace lo que puede para buscarse la vida. Hay quien ayuda en la tienda de sus padres, quien hace de canguro de sus hermanos o de los hijos de los vecinos, quien hace de recadero del súper, quien lleva cafés a la Textil, quien limpia parabrisas en los semáforos y también quien roba y quien vende lo que no debería vender.
Yo me lo monto de sabueso.
Se cumple un año desde que llevo la empresa con Pili, y nos va sobre ruedas. Desde entonces no he tenido que pedir pasta para mis gastos a mis padres, y me he podido comprar un buen magnetofón para grabar conversaciones y una buena cámara fotográfica para conseguir pruebas documentales.
Es un trabajo difícil, creedme, siempre expuesto a que te acusen de chivato o de cosas peores. Mi norma es no hablar nunca con la autoridad: ni con policías, ni con profes. Considero que se las han apañado muy bien sin mí durante mucho tiempo, y que pueden continuar muchos años sin mi colaboración. De todas formas, mi trabajo mosquea al personal: hay mucha gente a la que no le gusta los entrometidos, y yo lo soy, y profesional. Más de una vez lo he tenido crudo, y en un par de ocasiones me he enterado de que me buscaban para calentarme. No obstante, hasta ahora, me las he apañado. Los que se sentían amenazados han comprobado que vivo y dejo vivir, y los profes que querían saber cuáles eran mis verdaderas intenciones se han calmado al ver que no soy realmente peligroso. Hasta entonces, mis trabajos se habían ceñido a la localización de animales y objetos perdidos, a comprobar dónde y con quién va Fulano de Tal cuando dice que va al dentista, o a la solvencia de padres que niegan una bicicleta bien ganada aduciendo falta de fondos. Y, de momento, las cosas me iban bien."

No hay comentarios:

Publicar un comentario